Una historia de oscura y sangrienta fantasía épica

Prólogo II

Prólogo II

El pensamiento de las madres está puesto en sus hijos. El de los hijos, está en las montañas.

-Proverbio Mongol

Anuncios